Me siento muy bien ayudando a los demás. Saber que alguien estará mejor gracias a mí me llena de satisfacción. Satisfacción y autorrealización que no para de crecer y crecer. De verdad, muchas gracias!!!
Me siento muy agradecido y bendecido. Desde unos meses atrás hacia aquí estoy ayudando a muchísima gente en España y en América del Sur como México, Colombia, Honduras o Venezuela en la optimización de hábitos. Algo que una vez soñé se ha convertido en realidad.

Por eso, querido lector siempre sueña en grande. Sin duda alguna, ese es el camino.

El hábito que te propongo hoy cambiará tu paradigma para siempre. Habrá un antes y un después de leer este artículo, y, sobre todo, cuando lo empieces a implementar, tus niveles de estrés diarios decaerán considerablemente.

Lo que más nos cuesta siempre es el primer paso. Creemos que es más difícil, pero en realidad dar un paso hacia adelante es lo más sencillo de todo. Lo que hace nuestra mente es engañarnos continuamente. La constancia será mucho más complicada de conseguir a la hora de disminuir nuestros niveles de estrés diarios. No te centres en alcanzar la cima de la montaña de la noche a la mañana, porque de esta manera, no disfrutarás ni de las vistas ni del camino y serás un pobre desgraciado. Paso a paso, en los siguientes artículos, iremos desvelando las claves para mejorar el mayor problema y asesino silencioso del siglo 21 que es el estrés.

Nos cuesta muchísimo levantarnos por las mañanas, y claro que sí, a mí también me pasa, yo también soy humano. Además, nos cuesta también activar nuestro cuerpo y nuestra mente. Dos factores vitales para que empecemos nuestro tu día de una manera imparable.

Personalmente, creo que es bastante más complicado pensar, actuar y tomar las decisiones adecuadas si tenemos un estado fisiológico inadecuado.

Una forma magnífica de activar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente es haciendo un poco de deporte todas las mañanas. Tampoco hace falta que te mates ni durante una hora ni durante dos horas en el gimnasio, ni que corras una maratón por la mañana.

Con 4 minutos de ejercicio matutino ya se han visto mejoras considerables en nuestro organismo.

Esto conllevará a que tendrás mejor humor durante el día (con la activación y creación de las 4 hormonas de la felicidad que más adelante hablaré) y por consecuencia tus niveles de estrés bajarán considerablemente al igual que tus niveles de cortisol a lo largo del día.

Lo primero de todo por las mañanas limpia tu boca, cepíllatelo y seguido toma un vaso de agua tibia con limón y sal.

De esta manera no sólo limpiarás por fuera tu cuerpo si no que por dentro. Cuando dormimos nuestro cuerpo se deshidrata y por ello hidratar a nuestro cuerpo a primera hora de la mañana será de gran importancia para activar nuestro organismo.

Una vez estemos hidratados podemos hacer unas abdominales, flexiones o sentadillas, por ejemplo. Asimismo, también puedes mover las articulaciones (desde abajo hasta arriba o de arriba hasta abajo, como más desees) y estirar de una forma suave para ir entrando en calor.

De esta manera, como he dicho antes, activaremos nuestro sistema muscular y articular.
Cuando hacemos deporte creamos el cuarteto de la felicidad. Conseguimos activar 4 químicos naturales en nuestros cuerpos que crean bienestar y felicidad. La endorfina, la serotonina, la dopamina y la oxitocina las cuales explicaré en mi próximo libro con mayor detalle. “La Vida – Un Juego Con Serias Reglas” “150 Regalos / Hábitos que te impulsarán a conseguir todo lo que te propongas”.

Una vez activado el cuerpo, lo que debes hacer es activar tu mente, por ejemplo, meditando 10 minutos y leyendo un poco de tu libro favorito. Si es de mejora personal o sobre alguna temática que puedas tomar acción mejor que mejor.

La siguiente forma para activar nuestra respiración es mediante una buena ducha fría por las mañanas. Esto es algo que nunca evito. Desde hace dos años me ducho todas las mañanas con agua congelada.

Tu respiración se irá adecuando a esta nueva temperatura poco a poco. Notarás cómo estas respiraciones son cada vez más profundas y cómo te empiezas a despertar. Siempre les digo a mis clientes que no hay nada mejor que una ducha fría por las mañanas. Ese es el mejor café matutino.

Te convertirás en una persona más resiliente y adaptable al cambio. Todo lo malo que venga después de la ducha fría no tendrá transcendencia alguna durante el día. Tenemos que reprogramar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente para que sea más fuerte ante agentes externos.

Cuando empieces a implementar estos pequeños tips estarás más listo y despierto a la hora de tomar decisiones. Sobre todo, lo más importante, no vivirás en constante reacción a todo lo que pasa en tu exterior día tras día. Serás capaz de observar la situación, respirar, pensar y adecuar tu reacción al output u objetivo al que quieres encaminar tu acción.
Y es que la mayoría de personas de éxito que conozco activan tanto su cuerpo como su mente a primera hora de la mañana antes de realizar cualquier otra actividad. Desde Bill Gates, el cual anda todas las mañanas durante una hora en su cinta de andar y hasta Tony Robbins o Tom Bilyeu acuden al gimnasio para activarse. De esta manera están en control de sus reacciones y no se estresan. Saben cuando tomar la decisión adecuada y cuando pedir ayuda.

Personalmente tener el control sobre nuestra activación fisiológica es super importante.

Antes me cabreaba por todo y me estresaba cuando no era capaz de conseguir mis objetivos a tiempo o cuando un compañero de trabajo o de universidad no respondía como yo quería perdía los papeles. Otro ejemplo más que claro era cuando jugaba a fútbol. Físicamente tenía muchísima capacidad para tomar decisiones con rapidez, pero mentalmente perdía los papeles. Sobre todo, cuando salía fuera del terreno de juego, reaccionaba de mala manera a todo lo que me decían y tenía muy mala leche. Sin duda alguna, por aquella época de los 14 a los 19, no tenía el control ni sobre mis pensamientos ni sobre mis acciones.

Ahora no, ahora no reacciono al exterior como un salvaje si no que me tomo mi tiempo para tomar las decisiones más oportunas.

El estrés que sufrimos es porque no somos capaces de controlar nuestra fisionomía a todo lo exterior que nos ocurre. Por eso, te animo a que lleves a cabo esta activación a primera hora de la mañana.

Cuando tú seas capaz de controlar desde primera hora de la mañana tus reacciones a todo lo que te suceda estarás más cerca de conseguir tus objetivos con mayor rapidez. No sólo eso mejorará tu carácter y además serás una persona más alegre y feliz por todos esos beneficios que te dicho durante este artículo.

Espero que empieces a tomar acción desde hoy. No hace falta que los empieces a implementar todos ellos, pero que sí vayas probando y viendo cómo te sientes. Poco a poco te irás acostumbrando y verás todas esas mejoras de las cuales te he ido hablando.

Si te queda alguna duda no dudes en escribirme a mi contacto por la página web o al siguiente correo: ieltxurrero@elreto100.com
Resumen Activación de Mañana

  • Vaso de Agua tibia con limón y sal
  • Deporte, Articulaciones movilidad y estirar
  • Ducha Fría
  • Meditar, Leer y Afirmaciones Positivas y Agradecimientos